José María Merino y Miguel Ángel de Rus en la presentación en Madrid de “36 maneras de quitarse el sombrero”

Crónica de la presentación

En la presentación de 36 maneras de quitarse el sombrero, de Miguel Ángel de Rus, llevada a cabo en la noche del 20 de noviembre por José María Merino, el escritor y académico leonés hizo una encendida defensa de un libro que, en su opinión, vuelve a dar vida a un género literario que entronca con la más elevada tradición literaria occidental, la sátira.

Afirma José María Merino: “Miguel Ángel de Rus ha resucitado la sátira en España con 36 maneras de quitarse el sombrero, recogiendo la herencia de Aristófanes, Petronio, Quevedo, Luis Vélez de Guevara, Larra, o ya más cerca de nuestro tiempo, Enrique Jardiel Poncela, Ramón Gómez de la Serna, Wenceslao Fernández Flórez o Miguel Mihura. 36 maneras de quitarse el sombrero supone la recuperación decidida de este género literario porque es un libro transgresor, provocador, políticamente incorrecto, esperpéntico, capaz de insertar en la más clásica tradición cultural española, de un modo elevado, la distopía y la ciencia ficción. De Rus ha mezclado magistralmente el cuento con la reflexión narrativa; primera, segunda y tercera persona, incluso con la voz del narrador y diríamos que la del autor; lo que hace que este sea un libro insólito, bien escrito, perfecto”.

“Está escrito estupendamente, con precisión, concentración dramática, síntesis, es una escritura perfecta”.

Para José María Merino: “De Rus ha asumido perfectamente los elementos de la tradición occidental de la sátira, desde Aristófanes, 500 años antes de nuestra Era. Esto es: hace sátira con rigor, con fuerza, con exceso, con la ironía de la sátira clásica, por lo que se inscribe en la tradición clásica de la sátira. Su visión de “El muro de los negocios”, basado en el muro de Trump entre México y EEUU, es la mejor descripción de las entretelas de la política, de los sucios negocios de Estado, de la diferencia entre lo que dicen los políticos y lo que hacen. Es hacer un muro para poder mantener el narcotráfico, el paso de inmigrantes ilegales, pero obteniendo más beneficios y apareciendo ante la sociedad como un salvador. No es un libro contemporizador con los caprichos buenistas, es un azote del falso buenismo que nos rodea”.

Concluyó José María Merino “Sobre el estilo, tengo que decir que es un libro muy bien escrito, una narrativa muy bien construida, muy eficaz e irónica. De Rus nos ha redescubierto la sátira. Para mí ha sido un libro revelador, es sátira en estado puro: no tiene parangón”.

Miguel Ángel de Rus destacó las que considera grandes líneas del libro “Por un lado he querido dar voz en 36 maneras de quitarse el sombrero a autores muertos o lejanos de nuestra cotidianeidad, como hago con Kafka, Proust, Miguel Mihura, que ven sorprendidos en lo que nos hemos convertido, o Woody Allen. Una segunda línea es la burla de grandes personajes de la cultura y la comunicación, presentados como modelos para la sociedad, entre los que hay una actriz porno casada con un multimillonario y convertida en la perfecta judía, o un productor de cine apocalíptico que vive del miedo ajeno. Varios de los relatos tratan del modo en que los amos del mundo y de los políticos que creemos que gobiernan, manejan el mundo, y cómo sus maldades acabarán por llevar a la venganza. Y para acabar, hay una sátira de los usos sociales, de las modas de pensamiento, de los líderes religiosos que juegan con el miedo; en resumen, una sátira de nuestra pasividad como ciudadanos acomodados, adormilados, manejables, dispuestos a vivir como nos manden.

José María Merino, leyendo algunos de los relatos del libro, y Miguel Ángel de Rus en la presentación en Madrid de “36 maneras de quitarse el sombrero”

Parte del público en el turno de preguntas

36 maneras de quitarse el sombrero se presentará el martes, 20 de noviembre, a las 19,30h, en la madrileña librería Cervantes y Compañía (C. del Pez, 7). Será el presentador el escritor y Académico de la Lengua José María Merino

Encontramos en 36 maneras de quitarse el sombrero, el 14º libro de Miguel Ángel de Rus, publicado por M.A.R. Editor, una divertidísima galería de personajes famosos, incluso líderes mundiales, recubiertos por lo absurdo de sus vidas; personas que rompen con su monotonía para buscar mundos más excitantes; sinvergüenzas presentados ante la sociedad como seres respetables. Todos ellos tropiezan y caen para deleite de sus víctimas y disfrutamos del estilo inimitable, el humor irónico, ácido, absurdo y negro de Miguel Ángel de Rus, un escritor cuya obra hasta el momento ha sido presentada y defendida por escritores como Luis Alberto de Cuenca, Luis Landero, Manuel Gutiérrez Aragón, Lourdes Ortiz y Joaquín Leguina.

¿Qué hace Marcel Proust intentando firmar ejemplares de sus libros a una pareja de charcuteros de Carabanchel? Chocar contra la realidad, igual que ese hombre que encuentra una mujer con la que desarrollar sus fantasías más perversas, o la alcaldesa que pretende ir más allá de lo políticamente correcto en el día del año más infantil llevando a la ciudad a la catástrofe. En este libro De Rus descarga su ironía sobre los personajes que se enriquecen con los temores ajenos, como los productores de películas que afirman que el mundo se acabará en 2.032 o los telepredicadores que auguraban el fin del mundo para finales de 2016; sobre bodas tan suntuosas que claramente ocultan algo; sobre antiguas actrices pornográficas de pasado turbio convertidas en mujeres respetables y admiradas por la sociedad; sobre el pequeño grupo de multimillonarios que manejan el orden mundial a su antojo debido a que la naturaleza no previó depredadores para ellos. Ante la imagen de la mujer como víctima, el autor nos presenta a otras mujeres, aquellas que hacen enloquecer a hombres; y vemos seres antisociales mucho más entrañables que los buenos de la historia oficial. Junto a todo ellos encontramos bien-pensantes que quieren acabar con la estatua de Woody Allen, ya que no pueden acabar con él, relatos negros en los que héroes modernos acaban con los magnates que manejan el mundo a su antojo y miradas sobre lo que fuimos y en lo que nos hemos convertidos.

Sobre la obra de Miguel Ángel de Rus afirma Luis Alberto de Cuenca: “De Rus es Deliciosamente entretenido, capta el interés del lector de una manera poderosa, tiene una enorme intención moral, pero además es tremendamente ligero. Y decir que es ligero es un elogio, una cualidad superior”. Estamos ante una Comedia Humana en la que somos protagonistas, víctimas y lectores divertidos.

Sobre el libro, dice Pedro Pujante: “Miguel Ángel de Rus es hijo de Umbral peor también de Voltaire y de Boris Vian. Su mirada irónica, gamberra e inteligente examina nuestro tiempo y sus desvaríos para criticarlos con sarcasmo, pero también con cierta ternura y una fina sensibilidad. En estos cuentos, en los que la ficción y lo real se confunden nos ofrece su peculiar visión de la cultura y del mundo en que vivimos para devolvernos su imagen más esperpéntica. Divertido, mordaz y culto. Este libro es una joya”.

Y para David Acebes: “36 maneras de quitarse el sombrero, de Miguel Ángel de Rus, es un libro de humor inteligente, un humor que va más allá de la ironía o de la mera parodia y que, constantemente, nos hace cuestionarnos nuestro propio vacío existencial”.

36 maneras de quitarse el sombrero se presentará el martes, 20 de noviembre, a las 19,30h, en la madrileña librería Cervantes y Compañía (C. del Pez, 7). Será el presentadore el escritor y Académico de la Lengua José María Merino