M.A.R. Editor. Colección de NARRATIVA nº 9
ISBN: 978-84-939322-8-2 • 248 páginas. PVP 15 €

La realidad y la fantasía, lo que parece imposible introducido en nuestra vida cotidiana, desde el comienzo en una mina de Linares con reminiscencias de los sueños más perversos de Potocki o Nieva, hasta los amores de Jack Lemmon y Shirley MacLaine en las calles de París, se entrecruzan en Extraña noche en Linares. Nuestra vida se enreda en la de Tamara de Lempick, François Truffaut mientras rueda 451 Fahrenheit o en el amor naciente de dos estudiantes en una manifestación en Václavské Námêstí, en una Praga que quiere ser revolucionaria. Como resultado, comprendemos la trascendencia de nuestra vida, somos un eslabón imprescindible en la cadena de la historia.

En Extraña noche en Linares Miguel Ángel de Rus culmina el proceso de su obra narrativa de fundir verdad, sueños y tradición cultura y su choque con las nuevas formas de entender el mundo. Afirma en el prólogo el escritor José Manuel Fernández Arguelles, “como todas las obras que pretenden trascender, busca lo sublime.” En este intento encontramos a Valle Inclán, Proust, el recuerdo de los años de gloria de una actriz que ha perdido el deseo de vivir, el encantado irresistible de una modelo de desnudos, y sobre todo hombres, varones que no encuentran su lugar en el mundo ante el cambio en la sociedad, en la ética, en las grandes ideologías, en el nuevo papel de la mujer en la sociedad y su forma de afrontar el amor, el deseo y de buscarse a sí mismas. De Rus nos incita a gozar sin miedo de la cultura, de nuestra historia más reciente, del recuerdo de aquel amor del que hace ya -quizá- veinte años. Nos propone tomar un café caliente y detenernos antes de llegar al abismo que nos proponen como futuro. Después de leer Extraña noche en Linares se recuerda la importancia de nuestros actos, la trascendencia de nuestra vida.

El autor: Miguel Ángel de Rus

Ha publicado las novelas: Novelas reunidas(Madrid. Ediciones Irreverentes. 2016. 550 pg. 978-84-944925-5-6); Bäsle, mi sangre, mi alma(Madrid. Ediciones Irreverentes. 2005. 104 pg. 978-84-96115-31-6);  Dinero, mentiras y realismo sucio (Madrid. Ediciones Irreverentes. 2000. 112 pg. 978-84-930631-3-9); y Europa se hunde (Madrid. Ediciones Irreverentes. 2 ediciones. 1999. 153 pg. 978-84-96115-34-7). Los libros de relatos: Extraña noche en Linares (Madrid. M.A.R. Editor. 2013. 244 pg. 978-84-939322-8-2); La civilización y la nada (Madrid. Cuadernos del laberinto. 2009. 62 pg. 978-84-613-2587-0); Donde no llegan los sueños (Madrid. Ediciones Irreverentes. 2007. 3 ediciones. 176 pg. 978-84-96115-55-2); Evas (Madrid. Ediciones Irreverentes. 186 pg. 2003. 3 ediciones. 978-84-96115-16-3); Malditos (Madrid. Ediciones Irreverentes. 160 pg. 2002. 978-84-932376-0-8); Putas de fin de siglo (Madrid. Olalla. 1998. 118 pg.) (Posteriormente Madrid. Ediciones Irreverentes. 2008. 86 pg. 978-84-96959-25-5) y Cuentos Irreverentes (Madrid. Prensa y Ediciones Iberoamericanas. 1995. 170 pg. 978-84-86568-58-0); y los ensayos: Perlas del pensamiento misógino (Madrid. Ediciones Irreverentes. 2009.  223 pg. 3 Ediciones. 978-84-96959-55-2) y 237 razones para el sexo, 45 para leer (Madrid. Ediciones Irreverentes. 2007.  100 pg. 978-84-96959-02-6). Presentador y director de los programas literarios de RNE “Sexto Continente” y “Edición Exclusiva”.

Entrevista a MIGUEL ANGEL DE RUS por EXTRAÑA NOCHE EN LINARES

Si podemos vivir muchas vidas ¿Por qué conformarse con una?

P.-En Extraña noche en Linares se comienza con un extenso relato ambientado en un Linares casi mitológico para pasar a desarrollarse las historias por todo el planeta, París, Nueva York, Praga, Viena, el sur de Francia, ciudades fronterizas entre México y EEUU, secundarias ciudades de EEUU…
R.- El comienzo en Linares es una deuda con mi antepasados; mi familia paterna procede de Linares y quería recuperar el ambiente de las calles secundarias linarenses, con casas blancas, naranjos, quería recuperar las minas, el ambiente de una ciudad que fue de las más importantes de España en el S.XIX, y al mismo tiempo, era una ciudad que me servía a la perfección para hacer un homenaje a Potocki y Francisco Nieva. El protagonista del relato vive una aventura en una mina, gracias al peyote, que tiene aromas del Manuscrito encontrado en Zaragozade Potocki, o de la Granada de las mil noches, de Nieva. Y además, es una revisión de un mito familiar, el de un bisabuelo canalla que huyó de Linares dejando a su mujer y sus hijos, uno de ellos mi abuela, para fugarse al Bueno Aires pecaminoso que crecía y lo absorbía todo. Y esas historias que estaban en mi sangre se ha unido con mi visión cosmopolita (o internacionalista) de la realidad, que me llevan a figurarme vidas en las ciudades que me excitan, bien sea por conocimiento personal o literario. La idea del libro es: “Si podemos vivir muchas vidas ¿por qué conformarse con una?”

P.-Afirma en el prólogo J. Manuel Fernández Argüelles que “como todas las obras que pretenden trascender, busca lo sublime”
R.- Hay una influencia del pensamiento de Nietzsche en mi forma de ver la vida que no ha desaparecido a pesar del paso de las décadas. Creo en el hombre que está por encima de la masa, creo en unos ciertos valores, y se refleja en mi obra. Creo que por ello hay tantas referencias culturales escondidas, tantas citas, tantas lecturas, sabores y paisajes, porque la vida cotidiana me resulta insuficiente y me fascina el vivir por un rato la vida de Tamara de Lempicka, Valle Inclán o Proust, o, por qué no, vivir el instante de la caída de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre, o el rodaje de 451 Fahrenheit. La literatura nos abre caminos que de otro modo quizá no pudiéramos transitar, nos abre otras vidas, y asumo que mis preferencias van más por lo sublime que por lo vulgar. Si hay que elegir, prefiero leer El Conde de Montecristo, beber champagne o armagnac, las mejores drogas, la mujer más difícil de conseguir y un palacete decimonónico a la realidad contemporánea.

P.-Y al mismo tiempo hay compromiso, sobre todo contra aquellos que usan en su beneficio el poder.
R.- Sí, es un placer acabar con la vida de los canallas poderosos en una novela o en un relato. En la vida no se puede, porque al parecer es delito, pero con lo que vemos alrededor es incomprensible que las masas no salgan a la calle a colgar de las farolas a los poderosos. Dado que nadie lo va a hacer, yo creo un orden, un equilibrio ético y estético en mis obras, que me parece más correcto en base a mis ideas. Ya que no hay ética, al menos no perdamos la estética.

P.-Cuando publicó Dinero, mentiras y realismo sucio, el cineasta Manuel Gutiérrez Aragón afirmó que sería un clásico de la nueva literatura. El escritor y crítico Juan Manuel González afirmó lo mismo de Bäsle mi sangre mi alma, y el novelista Luis Landero dijo de Evas, que era el autor actual con mayor personalidad. Así pues ¿Escribe para un futuro nebuloso?
R.-Escribo porque lo necesito, porque lo he hecho sin parar desde que era niño, y últimamente creo que lo hago para que me lean mis nietos, el día que los tenga. No espero nada del presente, ni me preocupa el éxito de masas o de ventas. Si pudiera elegir, preferiría que cuando me estuviera muriendo mis hijos o mis nietos me dijeran que les gustaban mis obras. ¿El futuro? Cuando alguien habla de viajar en el tiempo siempre mencionan el deseo de ir al pasado, a algún hecho histórico, suelo ser el único que sueña con ir al futuro, dentro de 200 ó 300 años, por curiosidad, para ver cómo serán las cosas. Soy de los que piensan más en el futuro, incluso el que no veré, que en el pasado.

P.- Y casi en cada página se aprecia una lucha entre los valores éticos de cada tiempo.
R.- Sí, nací en los setenta, con una moral y unos valores muy determinados. Todos se han ido cambiando desde el Poder, no desde cada ciudadano. Antes vivíamos como nos mandaban y seguimos viviendo como nos mandan. Y lo más ridículo es que creemos ser libres. Ahora lo poderosos han decidido quitarnos todos los derechos conquistados durante siglos, y en lugar de cortarles el cuello, estamos tan tranquilitos en casa. Los poderosos nos han quitado los derechos, la personalidad, el elevado Espíritu Europeo que iluminó el mundo, y nos han dado centros comerciales, sexo simple y al alcance de la mano, televisión, fútbol y deudas para toda la vida. La obligación del escritor es mostrar esa realidad. Y contraponerla con lo que la vida podría ser en realidad.

P.-Hay bastantes toques eróticos, entre ellos el de Desnuda con un cuervo.
R.-Es un relato que han reproducido en bastantes webs y blogs, en Facebook, lo cual agradezco, y que es muy impactante. Trata de una modelo de desnudo y de un fotógrafo y de cómo han cambiado los papeles en la sociedad. La modelo es una mujer distinta; más que actual, diría vanguardista, adelantada, y creo que si se está reproduciendo en Internet es porque resulta impactante comprobar a través del texto cómo son los nuevos valores. Si te lo cuenta el profesor en clase es una pesadez, pero al verlo en el relato no puedes dejar de sonreír. Y quizá, incluso de pensar. Es una modelo tremendamente sexy y que me cae muy bien.

P.-Por último, hay varios homenajes al cine, desde los amores de Jack Lemmon y Shirley MacLaine, hasta el 451 de Truffaut.
R.-Cualquier hombre heterosexual y con las hormonas en su sitio, hubiera deseado pasar una temporada con la Shirley MacLaine de Irma la dulce. En verdad, la película es un cuento de hadas, pero tan bien hecha, que deseas seguir en esa historia. Y eso es lo que sucede a mi personaje, no quiere salir del cuarto ni de la vida de Irma. Y en cuanto a 451 Fahrenheit, es una de mis películas favoritas, y los mismo puedo decir de la novela de Ray Bradbury. Y avisaban de algo que sigue siendo real; quieren hacer desaparecer los libros. Lo intentó el cristianismo por medio de la Inquisición y los nazis, quemándolos; lo intentó el franquismo, el stalinismo o el gobierno de EEUU con la censura; lo intentan los musulmanes por medio de la censura y la muerte. Y en las últimas décadas, los Poderosos del planeta lo intentan mediante supercherías como el libro electrónico, la televisión o Internet. ¿Nadie se acuerda de 1984 de Orwell? Lo que está en el papel queda para siempre. Lo digital se puede cambiar, reescribir miles de veces, ajustar a las nuevas normas del pensamiento, mentir. Cuántas veces he leído en Internet una cita falsa de Voltaire en la cual parece justificar la reencarnación o la vida eterma… pero no, tengo varios ejemplares de se libro en papel y sé que la cita es falsa, que es una frase cortada. Quienes no tengan el libro pueden ser engañados. El día en que logren acabar con el libro en papel habrán acabado con la libertad. Mi defensa del libro queda plasmada en un relato: “No debisteis poner vuestras sucias manos sobre los libros; los nazis comenzaron así. Y hubo que matar a varios millones para evitar que siguieran.”

Vídeo de Extraña noche en Linares en Conocer al Autor

Lectura de Extraña noche en Linares en Conocer al Autor

El escritor Pedro Amorós recomienda Extraña noche en Linares en Conocer al Autor